top of page

Hace vibrar a Bellas Artes de Santurce Vivanativa en su regreso a tarima tras la pandemia

En colaboración con 71Associates (71associates.com/)



Tras muchos meses de incertidumbre, cambios de estilos de vida y aislamiento, entre otros efectos, la escena musical y los conciertos comienzan a hacerse sentir. Uno muy especial e intenso se llevó a cabo este pasado sábado 26 de junio del 2021 en el Centro de Bellas Artes de Santurce con la presentación de Vivanativa en su concierto y presentación del sencillo “Mundo balón”. MusicartePR estuvo presente y le compartimos la historia.

Mientras la plazoleta frente al Centro de Bellas Artes de Santurce se iba llenando de un público ansioso, adentro en los camerinos los músicos iban preparándose llenos de emoción, energía y con el deseo de entregarse en tarima. Llegar allí era particularmente especial luego de lo vivido. Por alguna razón, los abrazos y sonrisas se sentían más vivos, más cálidos , más especiales. Ciertamente, entre lo que se vivía afuera y en los camerinos de ese lugar tan lleno de momentos históricos, algo especial se cuajaba.

Cerca de las 8 PM, se apagaron las luces y el público vibró efusivo en un profundo aplauso. De entre la oscuridad, la música se hizo al ritmo de la cantautora Cheryl Rivera y su banda quienes abrirían esa mágica noche. Con la dulzura y carisma que caracteriza a la cantautora, su presencia cautivó al público. A lo largo de su presentación, Cheryl agradeció al público el apoyo aparte mencionar que era un sueño hecho realidad el estar allí cantando. La cantautora interpretó sus canciones “Casi”, “Semilla en la tierra”, “Luna gris” y “Yo volveré”. Luego de un cálido aplauso y vítores, se despidió quedando a oscuras la tarima.


Cerca de las 9 PM, volvió a apagar la luz de la sala de conciertos y, en medio de la tarima y con la cortina cerrada, aparecieron Javier Hiram Gómez y Nabeel Abdulrahman quienes fueron recibidos de pie y con vítores por el público. Luego de dar la bienvenida y una breve interpretación, la cortina subió y comenzó ese ritmo que es tan distintivo de la banda. Con las canciones “De San Juan a Quebradillas”, “Gypsy” y “Menos minutos”, la atmósfera del lugar se llenó de una intensa vibra. Les siguieron las canciones “Vivir lejos”, “Suave y dulce”, “Cúrame”, y “Por Kenny”. Al terminar esta canción, Javier agradeció el trabajo creativo y la colaboración de su querido amigo el cantautor Ignacio Peña. En una fusión de estilo de ambos, interpretaron exquisitamente “Eco de eternidad”. Con esa energía, Javier invitó a su próximo invitado, Gustavo Laureano de la banda La Secta, con quien cantaron el éxito de este último “Todo cae en su lugar”; Canción en la cual mucho del público se puso de pie y cantó junto con ellos. Al terminar esta canción, se tomaron un receso. Esta primera parte, estuvo marcada por una selección musical e interpretaciones bastante reflexivas.

Al paso de cerca de 20 minutos, la sala se volvió a oscurecer y el sonido de Vivanativa se volvió a adueñar de la misma haciendo volver a sus lugares rápidamente al público. La segunda parte del concierto comenzó lleno de energías con la canción “Es un nuevo día”. Continuó con “No quiero olvidar”, “Nos sobra el agua” el cual contó con un espectacular solo en guitarra por Nabee y la canción “Panamá” con un tributo a la banda Van Halen. Con toda esa chispa, el concierto siguió con las canciones “Puro amor”, “Mundo balón” en donde se proyectó un vídeo del mismo, “Mariposa mía”, “Cruzando puertas”, “Sale directo” y se despidieron llenos de agradecimiento con “Me vuelas la cabeza”.

Al despedirse y toda la banda pasar al frente de la tarima, el público pedía más. Luego de unos minutos, y con la proyección de un vídeo de la canción de “La agüita amarilla”, Vivanativa volvió para cantar esa canción, y cerrar con uno de sus más conocidos éxitos: “El Gallo” en la cual Javier se bajó de la tarima, brinco sobre asientos, caminó sobre una pared corta que divide la sección de arena y se integró al público al mismo tiempo que cantaba.

Al final, un público complacido vacío la sala. Sonrisas, aplausos y hasta lágrimas, marcaron lo que fue y será una velada histórica. La banda se entregó al público: El ritmo y pasión de cada uno de los y las integrantes; Los invitados que complementaron lo que allí se vivía; Un público que supo apreciar, vivir y revivir momentos; Una producción impecable; En fin, todo se juntó para hacer de este regreso a la música uno preciso, único y memorable.


Para ver nuestro álbum de las fotos del concierto, pulse aquí

213 views0 comments

Commentaires


bottom of page