top of page

Reseña concierto a Sylvia Rexach


¿Cómo se logra reunir cerca de cien personas en un espacio, a seis intérpretes, dos músicos excepcionales y un DJ para darle vida a las canciones de Sylvia Rexach y aun así sentirse en un ambiente íntimo y de realmente ser un ensayo? Eso fue lo que se vivió el pasado 20 de febrero de 2018 en una noche lluviosa y perfecta para la bohemia y la conspiración en Santurce en La Respuesta.


La velada comenzó con su organizador, Lío Villahermosa, agradeciendo la presencia de la gente y presentando lo que era ese proyecto el cual se proyecta como uno más completo a mediano plazo. Paso seguido, con su melodiosa voz, la velada musical comenzó con la presentación de Joe Louis quien dio un toque musical preciso para la velada. Seguido, se presentó con sus cuerdas vocales llenas de emociones y emotividad, Carola Ausbury. En una intervención performática y dramática de la canción de boda de Sylvia, Lío invitó a pasar una pareja de personas de edad avanzada en la cual la mujer estaba con un pequeño velo; Para dicha canción lo acompañó Joe y fue un acto lleno belleza que provocó profundas emociones en el público.


La velada continuó con la histriónica participación de Eduardo Alegría quién con su gran juego de voz, miradas y gestos, le dio una vida particular a las canciones que interpretó. Aún con la adrenalina a flor de piel tras el concierto el fin de semana anterior a este evento, con la dulzura y potencia emotiva en su voz y energía, se presentó Ileana Cabra quien fue recibida con un efusivo aplauso y cuyas canciones a interpretar las tenía escritas en una pequeña libreta que llevaba en su mano y que apretaba con gustosa ternura. En un cambio radical de estilo y energía, se presentó Lizbeth Román quién dejó sobre la tarima una mezcla de fuerza y suavidad muy particular.


Luego de poco mas de hora y media de diversidad de texturas musicales en las voces de estos intérpretes y acompañados por el maestro guitarrista y director musical, Bayoán Ríos y del pianista Eduardo Zayas, Lío, quién intervino cantando con todos los músicos en alguna de las piezas, anunció la despedida. La gente pidió otra y músicos en tarima conversaron y se pusieron de acuerdo en cuál canción interpretar y así saciaron el deseo de los presentes.


De principio a fin, este concierto/ensayo estuvo marcado por la calidad interpretativa desde el estilo de cada intérprete. Todo fluyó con absoluta naturalidad. En varios momentos, hubo improvisación en el cual los intérpretes supieron unir al público en dicho momento creando una sensación de ser parte y de complicidad. Ciertamente, Sylvia Rexach está viva en su voz, en su poesía, su trascendencia y en esa pasión que sigue y seguirá tocando corazones e historias de generación en generación.


PD: Reseña publicada orginalmente como una colaboración para Sonando en Puerto Rico: http://sonandoenpuertorico.com/sylvia-rexach-brilla-en-la-respuesta/



8 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page