top of page

Mikie Rivera reúne su brigada en Cayey 15 años después


Hay momentos que son cíclicos. Algunos duran más que otros, pero siempre queda la huella de lo hecho, de lo vivido y la esperanza en la trascendencia. Para los músicos, esa experiencia muchas veces se le da con discos que marcan un ícono en la carrera del mismo, pero también en sus seguidores presentes y futuros. El pasado sábado, 9 de noviembre de 2019, en el Centro de Bellas Artes de Cayey, se celebró por todo lo alto un magno concierto de un disco icónico de un cantautor que ha sido influencia para la mayoría de sus pares en Puerto Rico: “En Cuerdas Para Cuerdos 15 años Después” de Mikie Rivera.

La noche comenzó cuando la gente empezó a aglutinarse en el atrio del Centro en donde había una exposición de pinturas inspiradas en el cantautor. Rostros conocidos de sus constantes seguidores y otros, denotaban alegría y expectativa. Cuando se abrieron las puertas, las personas rápidamente tomaron su lugar. Al fondo, una tarima llena de instrumentos, de alfombras, de cojines y un pintor pintando en vivo. Entre la gente, buena vibra y muchas ganas de sentir la propuesta musical de la noche.

La velada arrancó con una introducción musical de la banda de Mikie hasta que de pronto apareció el cantautor quien fue recibido por un público de pie y aplaudiendo. De ese modo, el músico dio un concierto magistral musicalmente y con una sensación con la que tiene acostumbrado a su gente en sus presentaciones: De intimidad. Mikie interpretó todas las canciones de su disco “En cuerdas para cuerdos” entre las que se encuentran: “No cantaré”, “Yo nací en septiembre”, “Gaviota de abril”, “Artista famoso” y “HF”, entre otras; Canciones que fueron intercaladas con historias. Además, cantó algunas canciones de su segundo disco “El índice de la memoria”.


Si acaso faltara algo, lo cual no fue así, contó de invitados con los cantautores: Melvin Padilla, Fernando Madera y su hermano Joe Rivera; Las cantantes Cheli Rivera y Benytza Toro; Además de la Banda Acústica Rodante. Con estos músicos, cantó sendas canciones las cuales fueron interpretadas con gran intensidad y gusto y que fueron muy bien recibidas por el público.



El éxito del concierto “En Cuerdas Para Cuerdos 15 Años Después” no solo marca la consagración de Mikie Rivera en el espectro musical de Puerto Rico, sino también el triunfo y valor de la canción independiente en Puerto Rico. El cantautor entregó lo mejor de sí y del mismo modo su banda e invitados. El público cantó, tomó fotos, hizo transmisiones por las redes sociales, pero, por sobre todas las cosas, se regaló par sí una noche mágica que nunca olvidarán.


El concierto y la entrega de Mikie Rivera nos hace pensar en unos versos de unos de sus cantantes favoritos: Fito Páez: “¿Quién dijo que todo está perdido? Yo vengo a ofrecer mi corazón”.


31 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page