top of page

Así Sonó la Plaza 2018


Tito Auger

El corazón de la isla de Puerto Rico siente, vibra y resuena en música y ésta lleva la pasión, la tristeza y alegría, los anhelos y las nostalgias, de la esencia de lo que es ser puertorriqueño. Uno de esos pueblos que ha dado y está lleno de excelentes músicos lo es Corozal. En el año 2017, los cantautores y músicos de ese pueblo se juntaron tras el paso de el huracán María para hacer música iluminados por una generador eléctrico pero, sobre todo, por sus corazones en lucha y resistencia y así también los del pueblo que llenó sin miedo aquel lugar. Este año 2018, se juntaron algunas voces de las de entonces y otras que donaron de su tiempo y talento para que volviera el grito de lucha en el evento Sonó La Plaza.


Melvin Alexis Padilla

Este evento abrió con la voz de Wally Martínez con el juego de historias en sus canciones. Seguido estuvieron: Iván Rivera con el calor en sus letras; Brocco y su carismático estilo; Andy Rivera y el juego de texturas en su garganta; Angelito Rivera y su intensa voz interpretativa; Y Waldy Amadeo con su popurrí de ritmos y estilos.

Luego de estos estuvo uno de los gestores de este evento y que siempre lleva la patria y a Corozal en su garganta: Melvin Padilla. Para darleun toque de poesía, Melvin invito a aka Bitácora del Vagabundo a leer un texto suyo inspirado en el evento. Así le siguió la dulzura de la voz de John Anthony, la explosividad de Japhet, en homenaje a la música autóctona puertorriqueña con el grupo Tradición, la pasión hecha voz en Ede Padilla, y la ricura interpretativa y musical con Andantes.




Ya acercándose al final, y luego de un homenaje póstumo a Joy Santiago. La música continuó con la melódica interpretación del grupo Treze Abriles; La intensidad de Mal de Ruido; Y la pegajosa cadencia y letras del Másquedos. Con toda esa energía, subió a tarima uno de los cantautores puertorriqueños más queridos: Tito Auger. Emocionado y conmovido no solo por el recibimiento, sino porque un evento así se diera, cantó una selección de esas canciones que el público ha hecho suyas; El mismo que no paró de cantar junto con él desde la primera a la última interpretación. Como si no faltara nada, la velada cerró con el pegajoso rock de la banda Básiko.


Ede Padilla

El miércoles 21 de noviembre, cerca del río de Corozal al que cantara e inmortalizara el poeta Juan Antonio Corretjer, un pueblo vivo, en lucha y lleno de pasión recordó e hizo recordar, como diría Tito Auger, de qué estamos hechos. La entrega de los músicos que tocaron de gratis dejando pasar guisos, fue diverso, conmovedor y una muestra de que otro mundo es posible. Desde el sol hasta la luna, Sonó la Plaza fue arte de música, de espíritus, de ser.



272 views0 comments

Comentários


bottom of page